Ver más noticias

Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

Publicado el 01 de Mayo de 2015. Archivado en Hiperactividad, TDAH, Memoria de trabajo, Working memory, Atención, Funciones ejecutivas

“Los niños con TDAH aprenden mejor si están en movimiento”, al menos así lo afirma un estudio reciente publicado el pasado mes de abril en la revista Journal of Abnormal Child Psychology.

Como sabemos, el TDAH viene determinado por una serie de características clínicas entre las que destacan el exceso de actividad motora o hiperactividad. Tanto en el colegio como en casa, a los niños con TDAH siempre se les dice que permanezcan sentados y quietos para poder concentrarse en sus tareas escolares y aprender. Sin embargo, dicho estudio ha revelado lo contrario, parece que en realidad necesitan moverse para aprender, es decir, que el exceso de actividad motora actúa como un mecanismo compensatorio, que facilita el funcionamiento cognitivo en niños con este trastorno. Al parecer, pequeños movimientos como por ejemplo, balancearse en la silla o mover constantemente las piernas y/o pies, resultan fundamentales para recordar la información y en la elaboración de tareas complejas.

En la investigación participaron un total de 52 niños con edades comprendidas entre los 8 y 12 años. De ellos, 29 habían sido diagnosticados con TDAH, mientras que los otros 23 no presentaban ningún tipo de trastorno del desarrollo conocido. Los investigadores filmaron y registraron los movimientos de cada participante, evaluando su grado de atención al realizar las tareas. Los niños, por su parte, debían resolver repartidas en cuatro sesiones, una serie de pruebas estandarizadas y diseñadas con el objetivo de evaluar su memoria de trabajo(*). A través de una pantalla de ordenador, se presentaban una serie de letras y números desordenados que ellos debían poner en orden.

Los investigadores encontraron que los niños con TDAH, en contra de lo que se piensa comúnmente y es que están en continuo movimiento, empezaron a moverse únicamente cuando tenían que resolver tareas cognitivas complejas en las que está implicada la memoria de trabajo. Así, cuando los niños con TDAH están en movimiento, la mayoría de ellos funcionan mejor, pues necesitan moverse para mantener el estado de alerta. Por el contrario, aquellos niños sin TDAH que se movieron más durante las pruebas cognitivas, mostraron una peor ejecución en comparación a cuando permanecían quietos.

En definitiva, esta nueva investigación contradice la forma tradicional de tratar a los niños con TDAH, y sugiere que facilitarles el movimiento les ayuda a mantener el nivel de alerta necesario para realizar determinadas actividades cognitivas. Todo ello, implica la posibilidad de incorporar técnicas novedosas, tanto en centros especializados como en colegios, que permitan que los niños se adapten mejor a la enseñanza formal.

(*)También llamada working memory, que se refiere a la capacidad de almacenamiento y manipulación temporal de la información necesaria para  realizar tareas cognitivas complejas como las implicadas en el aprendizaje, razonamiento o comprensión.

 

Para cualquier duda, consulta o comentario no dudéis en contactar con nosotros.

 

 

Sarver, D.E., Rapport, M.D., Kofler, M.J., Raiker, J.S., & Friedman, L.M. (2015). Hyperactivity in Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder (ADHD): Impairing Deficit or Compensatory Behavior? Journal of Abnormal Child Psychology, 1-14. doi: 10.1007/s10802-015-0011-1

 

 

 

 

 

¿Algún comentario?

Somos un equipo de profesionales expertos en neurorehabilitación infantil ubicados en Almería y ofrecemos innovadoras terapias personalizadas.

Conócenos