Ver más noticias

Masaje Shantala

Publicado el 09 de Diciembre de 2016. Archivado en Estimulación, Bebés, padres, desarrollo

El masaje Shantala es un tipo de masaje infantil preciso y muy completo, con grandes beneficios para los bebés.

Se trata de una técnica milenaria originaria de la India, la cual fue exportada a Occidente por el doctor francés F. Leboyer después de quedar fascinado por sus beneficios. Tomó el nombre de Shantala de la madre a quien vio hacérselo a su bebé. 

Las caricias y masajes  ayudan al bienestar y la relajación, son una forma de comunicación, transmiten sensaciones placenteras y podría decirse que son  “alimento” necesario para los bebés y niños pequeños.

El masaje Masaje Infantil resulta recomendable con cualquier bebé: para contactar con él y favorecer los vínculos afectivos con sus padres, estimular sensorialmente, facilitar su relajación y el paso de la vigilia al sueño. 

En niños con trastorno del desarrollo o riesgo de padecerlo, lo utilizamos también para favorecer el desarrollo . Además de los objetivos generales, encontramos en el masaje importantes objetivos terapéuticos añadidos:  

- ayudar a crear una buena imagen corporal, que servirá al bebé para orientarse y moverse mejor en el espacio

- favorecer el vínculo con los terapeutas

- proporcionar confianza y seguridad

- favorecer la aceptación de   diferentes posiciones, especialmente la posición boca abajo que en muchas ocasiones es rechazada por el bebé y que fortalece su espalda y cuello 

La técnica del masaje Shantala es muy precisa y se debe hacer con destreza y mucha sensibilidad, pero a la vez es fácil de aprender para padres y/o profesionales. Se realiza recorriendo  el cuerpo del niño con movimientos lentos y profundos, podemos utilizar aceites naturales y el mejor momento del día para hacerlo es antes del baño.

Durante el masaje, se coloca al niño en diferentes posiciones y se realizan determinados movimientos con nuestras manos recorriendo las diferentes partes del cuerpo  en un orden concreto  (pecho, miembros superiores, vientre, miembros inferiores, espalda y cara). Finaliza con una serie de movilizaciones suaves de sus brazos y sus piernas. 

 

No podemos olvidar que la piel es uno de los primeros sentidos con los que empezamos a reconocer y realacionarnos con el mundo que nos rodea.

 

¿Algún comentario?

Somos un equipo de profesionales expertos en neurorehabilitación infantil ubicados en Almería y ofrecemos innovadoras terapias personalizadas.

Conócenos