Ver más preguntas frecuentes
La gente me dice que mi hijo puede tener problemas de integración sensorial, ¿qué es un perfil sensorial?

Podemos hablar de perfil sensorial cómo la forma que tenemos de interpretar la información que nos rodea a través de nuestro sistema nervioso, y por tanto de producir una respuesta adaptativa al entorno. Lo que conlleva un desarrollo de las actividades de la vida diaria óptimo, que nos permite tener ocupaciones. La modificación de respuesta sensorial ante las dificultades en su procesamiento suele ser hasta los 14 años, ya que tras esta edad las bases ya están bastante establecidas y es muy difícil realizar tratamiento tan efectivo como en edades anteriores.

Todos tenemos un perfil sensorial, en la mayoría de casos aprendemos a regularnos de forma innata y natural, sin embargo en otras ocasiones puede repercutir en nuestra vida diaria y suponer dificultades en el desarrollo de las mismas. Para poder describir un perfil sensorial, es necesario conocer las ocupaciones que tiene nuestros hijos a lo largo del día, por lo tanto es necesario saber cuál es la principal ocupación de un niño: el juego. También se evidenciará en otras actividades muy importantes cómo la alimentación, vestido desvestido y el aseo personal, y cuando empezamos el colegio.

¿Cómo podemos estimular el desarrollo sensoriomotor con nuestros bebés?

Dejarles chupar los objetos, la oca es el principal factor de sensación que tenemos.

Evitar los tacatá, pues el niño no realiza el gateo y el rastreo para poder llegar a tener fuerza en la marcha y tener sensaciones en todo su cuerpo del entorno que le rodea.

A partir de los 6 meses, los niños están preparados para empezar a comer sólidos, alimentos cocidos, y coger con las manos la comida. Explorarla, mancharse y jugar con ella, forma parte del desarrollo y disfrute de la alimentación.

No prolongar el uso del chupete y biberón.

El gateo es imprescindible, en todos los entornos habituales.

Prestarle las prendas de vestir para que colabore en su uso.

La hora de la comida, es un acto social, es imprescindible que esté con nosotros en la mesa, cuando ya tenga edad de sostener su cuerpo sentado.

Intentar evitar el uso de los objetos tecnológicos hasta edad escolar, usar juegos y juguetes manipulativos, objetos cualquiera y que él establezca su propio juego con ellos.  

Establecer unas rutinas de sueño, e intentar que sea independiente, es decir, usar la cuna el tiempo justo, pasar a la cama cuando tengan edad para andar.

Los niños necesita explorar, probar, caerse, enfadarse, y un largo etcétera de cosas que le hacen avanzar en el desarrollo, y su funcionamiento y elección de las ocupaciones en la vida dependerá de éstas enseñanzas que les proporcionará su sistema nervioso y experiencia adaptativa.

Si observamos que alguna actividad puede estar interrumpida,  podemos consultar a un Terapeuta Ocupacional. La integración sensorial es un modelo de trabajo que se utiliza en esta disciplina, para fomentar la autonomía en el niño y abordar las habilidades que se ven afectadas por problemas de integración sensorial.